Etiquetas

, , , ,

Festival Centro,  15-20 de enero de 2013, Festival Centro, Bogotá

Con los cambios en las leyes de Medellín, esperamos que más agrupaciones e intérpretes internacionales se presenten en el Área metropolitana, pero mientras esto sucede, tenemos que seguir viajando a Bogotá a ver a la mayoría de estas.

En la semana del 14 de enero se realizó el Festival Centro 2013, un evento anual que corre a cargo de la administración distrital de Santafé de Bogotá y en el cual se busca posicionar al centro como un epicentro cultural en la capital colombiana, mediante la presentación de bandas nacionales e internacionales -con especial énfasis en latinoamericanas- de diversos géneros. Este festival, que va en su cuarta edición,  ha contado con invitadas internacionales como Javiera Mena y Cápsula, y nacionales como Victoria Sur y Voodoo SoulJahs, mostrando que es un envento en que la mujer música ha sido visible. Esto se hace mucho más evidente si mencionaramos a todas aquellas intérpretes que trabajan con géneros musicales de los que Femme FM no se ocupa, como ciertas músicas tradicionales de corte trópical -no me atrevería a llamar el bambuco, la zamba o el tango trópical- y sus respectivas actualizaciones -¿neotrópico?-, u otras que la verdad no nos han llamado mucho la atención.

En esta cuarta edición, el plato fuerte para Femme FM estuvo a cargo de la cantante española Russian Red. Fuera de lo íntimo, que es uno de los grandes atractivos del Festival Centro, pues su auditorio es del tamaño de una sala de cine, ésta fue una excelente presentación por el sonido, la puntualidad, la organización, y por supuesto el desempeño que ofrecio Lourdes Hernández y compañía. Russian Red en vivo tiene para mí el atractivo de que ofrece una reinterpretación de sus temas, por lo que uno experimenta es muy distinto a sus trabajos en estudio, pero además fue un muy buen concierto porque fuera de mostrar que su voz llena las expectativas que generan sus trabajos en estudio, ésta es una intérprete sólida en la que difícilmente algunas de sus canciones pueden considerarse relleno. En conclusión, este concierto mostró que Russian Red es una intérprete a su propia altura, y no una simple versión ibérica de Feist, que merece ser reconocida como una de las mejores exponentes actuales del folk, al lado de figuras como Sharon van Etten o Trixie Whitley, y que personalmente creo está por encima de su contraparte canadiense.

Russian Red en Festival Centro 2013 (foto: M. Botero)

Russian Red en Festival Centro 2013 (foto: M. Botero)

Debido a la diversidad musical del festival y a la curaduría de este año, no hubo otra banda con personal femenino que me haya llamado la atención en esta edición, pero con los antecedentes de Javiera Mena, Victoria Sur y Cápsula, considero que el Festival Centro es un mucho mejor festival que Altavoz desde una perspectiva de género, no sólo por la calidad de quienes se presentan sino por su relevancia contempóranea que ponen al país como un lugar que no se tiene que conformar con circuitos de la nostalgia en la que se traen bandas e intérpretes que ya no seducen en el norte -.e.g., Vice Squad-, sino porque la cantidad de mujeres músicas en sus distintas entregas es significativa.

Para quienes atacan ciertas posturas por un supuesto parroquialismo, el Festival Centro tal vez les pueda servir como ejemplo para futuros Altavoces, pues en éste se han presentado Wendy Sulca, Las Hermanitas Calle y La Negra Grande de Colombia. Así, pueden pedir que se lleve a Marbelle este año a Altavoz, ya que canceló en Festival Centro, y todos podríamos quedar contentos, si Altavoz lleva a cualquiera de las intérpretes que aquí mencioné en vez de traer cosas obsoletas y que son buenas dentro del punk tal vez para quien no lo ha explorado lo suficiente. El problema no es la diversidad, sino el desplazamiento de lo global en nombre de lo local, eso sí es parroquialismo.

Anuncios