Etiquetas

, , ,

Miércoles 13 de febrero de 2013, 10 pm, UN Radio Medellín 100.4 fm

En el 2012 tres integrantes de la agrupación de punk rusa Pussy Riot fueron encarceladas bajo el cargo de vandalismo por odio religioso por haber tocado en el Templo de Cristo Salvador en Moscú. Muchas personas han dicho que lo que hay detrás de este encarcelamiento y posterior condena -2 años- es una persecución política, pues lo que estaba haciendo Pussy Riot era una protesta en contra de Putin, en un momento en que se acercaban las elecciones.

Pussy Riot (foto recuperada de thfire.com)

Pussy Riot (foto recuperada de thfire.com)

La persecución política no es algo nuevo dentro del rock y algunas veces está relacionada con el género. Un ejemplo de esto fue la persecución que sufrió Wendy O. Williams, vocalista de Plasmatics, en varias ciudades de Estados Unidos, e incluso en el Reino Unido, en la que su empleo de su cuerpo y la abierta adopción de la sexualidad como temática de la banda la llevó a ser arrestada bajo cargos de obscenidad y a que Plasmatics fuera prohibida en ciertos lugares. Y es que la sexualidad -algo inevitablemente ligado al género, por lo menos en la civilización occidental- ha sido un asunto político en Occidente gracias en gran parte a nuestra fuerte tradición judeocristiana que la ha proscrito, reduciéndola a medio para la procreación. Esta condena a la sexualidad ha sido acompañada por una reprobación de la mujer que ha sido presentada como tentadora del hombre, y como culpable de que el hombre -aquel ser primero en la jerarquía judeocristiana- sucumba, pues éste puede contenerse mientras la mujer es un ser lujurioso siempre dispuesto al sexo.

Wendy O. Williams en su época con Plasmatics (foto recuperada de floresdelfango.blogspot.com)

Wendy O. Williams en su época con Plasmatics (foto recuperada de floresdelfango.blogspot.com)

Otra banda que fue perseguida políticamente fue Crass. Esta agrupación que contaba con tres miembro femeninos, no sólo fue perseguida por sus posturas políticas de corte anarquista, sino también por su posición feminista, la cual quedó plasmada en Penis Envy, un álbum conceptual que gira en torno al feminismo. Este trabajo fue censurado en el Reino Unido, bajo el argumento de que las letras de la canción “Bata Motel” eran “sexualmente provocativas y obscenas”. De nuevo, nos encontramos con esa visión del sexo como algo indecoroso, pecado, que en el mundo moderno se seculariza como delito.

Aquí va un aparte de “Bata Motel”:

Well today I look so good,
Just like I know I should,
My breasts to tempt inside my bra,
My face is painted like a movie star,
I’ve studied my flaws in your reflection
And put them to rights with savage correction,
I’ve turned my statuesque perfection
And shone it over in your direction.
So come on darling, make me yours,
Trip me over, show me the floor,
Tease me, tease me, make me stay,
In my red high-heels I can’t get away.
I’m trussed and bound like an oven ready bird
But I bleed without dying and won’t say a word.
Slice my flesh and I’ll ride the scar,
Put me into gear like your lady car,
Drive me fast and crash me crazy,
I’ll rise from the wreckage as fresh as a daisy.
These wouds leave furrows as they heal,
I’ve travelled them, they’re red and real,
I know them well, they’re part of me,
My birth, my sex, my history,
They grew with me, my closest friend,
My pain’s my own, my pain’s my end.
Clip my wings so you know where I am.
I can’t get lost while you’re my man.
Tame me so I know your call,
I’ve stabbed my heels so I am tall,
I’ve bound my twisted falling fall,
Beautiful mute against the wall,
Beautifully mutilated as I fall.
Use me don’t lose me.

Portada del Penis Envy de Crass (1981)

Portada del Penis Envy de Crass (1981)

En el caso de Crass y Plasmatics podemos ver cómo las luchas alrededor del género han ido acompañadas por una crítica a la visión hegemónica de la sexualidad, pues la repulsión al cuerpo heredada de la tradición judeocristiana ha alimentado por largo tiempo la misoginia propia de Occidente. Escuche en Femme FM el miércoles 13 de febrero a las 10 pm por UN Radio Medellín, a Crass, Plasmatics y Pussy Riot en este programa sobre persecución política. Recuerden que también nos pueden escuchar en cualquier momento a través de UN Radio