Etiquetas

, , ,

Teatro Cádiz, Bogotá, Marzo 1 y 2 de 2013

Festival coneja ciega comp

Los días viernes y sábado 1 y 2 de marzo de 2013 se realizó en Bogotá el primer Festival de la Coneja Ciega, un festival de bandas nacionales organizado por el sello La Coneja Ciega de la reconocida banda bogotana 1280 Almas, que puede perfilarse como una excelente alternativa para escuchar y conocer actos nacionales frente a los grandes festivales municipales, que debido a la desidia de las autoridades y a veces de las personas organizadoras, suelen convertirse en malos ratos en vez de eventos memorables.

El primer punto a favor del Festival de La Coneja Ciega, fue el lugar: el Teatro Cádiz. A diferencia de los festivales municipales, la realización del evento en un teatro similar al Ateneo en Medellín, permite apreciar las bandas de cerca y prevenirse de la lluvia, algo que en cualquier momento puede pasar en ciudades como Medellín y Bogotá, con el agravante en Bogotá del clima, que hace del emparamarse algo insoportable en un festival de largo tiro al aire libre de noche. En segundo lugar, el festival estaba a un precio bastante cómodo. Con un pase doble para los dos días de $80.000 -$57.00 si se hubiera comprado en días anteriores-, se tiene un precio ínfimo, si vamos a empezar a manejar los actos locales con el mismo rasero que los internacionales. En tercer lugar, el trato. Nada de dejar la correa en la casa o tenerse que quitar los zapatos como si uno fuera una persona digna de sospecha en vez de una asistente interesada por la música a presentar en el evento. En cuarto lugar, el sonido. Si bien no fue un sonido espectacular, sí permitía apreciar las bandas con cierto detalle.

Por último, se ubicaron stands donde se podían adquirir camisetas de las bandas, información sobre campañas y grupos animalistas -algo siempre bienvenido por Femme FM y que ha sido parte de la posición política de gran parte del rock, distinguiéndolo de movidas más convencionales en lo que respecta a esta esfera de la vida pública/social-. Es importante que bandas y grupos organizadores se den cuenta que los conciertos se deben concebir también como el lugar donde una persona se desatraza del material discográfico y demás productos de la banda. Desafortunadamente, más allá del último trabajo de 1280 Almas no habían más álbumes para comprar. Tal vez esto se debía a que la mayoría de las bandas eran nuevas, y que aún no han publicado nada o lo han hecho de forma virtual -tipo Electric Mistakes-. Sin embargo, consideramos que esta práctica no debe desaparecer, y a pesar del riesgo económico que se ha convertido publicar un disco físico, las disqueras deben seguir conservando la emisión de estos registros, pues la música no se puede confinar a los conciertos o a la unidimensional percepción auditiva.

Pasemos ahora a las bandas. Femme FM, como medio centrado en actos con personal femino o sexualmente diverso -esto último aún ha sido díficil en este país-, estaba interesado en ver principalmente a Electromagnética, La Confederación Galáctica del Sonido y Electric Mistakes. Habían otras bandas con miembros femeninos como Papaya Republik, pero hemos optado como política del programa, descartar las propuestas neotropicales, que son bastante fuertes en la capital colombiana. Eso se lo dejamos a otros programas más enfocados en lo local y el crossover general.

Electric Mistakes

Electric Mistakes

Por este motivo, sólo asistí el sábado, pues las bandas anteriormente mencionadas tocaban todas ese día. La primera en salir fue Electric Mistakes, un dúo que cuenta con Laura Pinilla en la batería. Esta banda, que ya cuenta con un EP y un álbum de formato digital, titulado Ajolotes Espeluznantes, toca un rock que puede tener aires garage con elementos de punk, pero que no llega a ser propiamente garage. Una propuesta directa y simple, que por ser un dúo, se fundamente en guitarra, voz y batería, con la esporádica presencia de teclados y armónica. Personalmente, y habiendo escuchado el álbum con anterioridad, Electric Mistakes es una banda que no destaca, que no logra llegar fácilmente o impactar, algo que hoy día considero fundamental en un mundo atiborrado de propuestas de todos los pelambres, en el que es necesario seleccionar. Tal vez sea una propuesta que no se acomoda fácilmente a mis afectos. Para eso siempre está la opción de que la audiencia juzgue por sí misma, y por esto les dejo el vínculo del álbum de Electric Mistakes para que cada persona se haga a la idea por sí misma.

Electromagnética

Electromagnética

La segunda banda con personal femenino en subirse al escenario fue Electromagnética. Con una excelente presencia que  trasmitía la energía y contundencia de la banda, Electromagnética ofreció una presentación que me cautivó inmediatamente a pesar de conocer únicamente dos de sus temas, sufre, el cual está para libre descarga y No Te Ví, que también tiene un video. Esta banda que toca un rock que se mueve dentro de un espectro alrededor del alternativo de los noventas, algo de punk, y soul rock como el que se puede escuchar en ciertas bandas de mod, tiene unas guitarras que van más allá de los power chords que hacen de su propuesta algo variado y pegajoso que lo agarra a uno fácilmente sin necesidad de conocer sus canciones. Pocas veces se me hace tan corta la presentación de una banda que no conozco, y creo que eso es un indicador muy confiable de lo entretenida y sólida que es esta agrupación.

Por otro lado, la línea rítmica es sólida mostrando una banda que si bien es nueva, evidencia un amplio background que la hace una alternativa lista para competir entre las opciones de nuevos actos dentro del rock a tener en cuenta. Por último, la voz de Eliana Moreno le da la talla al resto de la banda, algo que va acompañado de los coros de Eliana Moreno que, desafortunadamente, a veces se perdían en la presentación. Sin embargo, hubo un tema en que María Paula fue la voz líder, una grata sorpesa que presentaba propiamente este miembro de la banda. En fin, la presentación de Electromagnética fue una especie de teaser que lo deja a uno ansioso de que saquen un larga duración para poderlos escuchar en detalle y en repetidas ocasiones. Si uno de los objetivos del festival era promocionar las bandas de la Coneja Ciega, con Electromagnética definitivamente lo lograron.

Emje Rose, guitarra y una de las voces de La Confederación Galáctica del Sonido

Emje Rose, guitarra y una de las voces de La Confederación Galáctica del Sonido

La última banda con personal femenino en montarse al escenario fue La Confederación Galáctica del Sonido, la cual esperaba con cierta precaución. Leyendo reseñas, me temía que esta fuera otra banda de neotrópico donde prima la influencia de músicas tradicionales rumberas. Sin embargo, aunque tiene elementos tradicionales, creo que La Confederación Galáctica del Sonido puede catalogarse perfectamente dentro del funk, recordando incluso a los temas hablados y de estructura libre de Funkadelic. Con esto no estoy diciendo que suene al funk clásico que no descansaba sobre vientos, sino que tiene una propuesta muy afincada en la instrumentación y diría que cierta psicodelia que trasmite sensaciones similares a las de Funkadelic.

Precisamente, la guitarra de Emje Rose fue una de los aspectos que más me gusto del concierto. Como hemos visto a través de Femme FM, el patriarcado en el folclor urbano mundial se manifiesta en la baja presencia de chicas instrumentistas, algo particularmente claro en las bandas colombianas, especialmente en lo que respecta a  instrumentistas en bandas con un enfoque técnico como La Confederación Galáctica del Sonido.

Con respecto a lo tradicional, esto funciona en La Confederación Galáctica del Sonido como ventaja pues le da un sello particular que hace que esta banda suene sólo a ella misma al mismo tiempo que se queda dentro del funk. Con respecto a las voces, tanto el bajista como Emje Rose, asumen el papel de voz principal en diversos temas, siendo Rose más recurrente. Con una propuesta más cercana al hablado que al cantado -recordando a Funkadelic como ya dije-, esta banda es bastante pegajosa con unos rítmos complejos que envuelven fácilmente. A veces, los escuchaba y me preguntaba cómo sonarían en un concierto para televisión como The Artist Den o Abbey Road, pues creo que su paisaje sonoro es de tantas capas que necesita ser escuchado con mucho más cuidado y con un captura de sonido mucho más elaborada.

En conclusión, Electromagnética y La Confederación Galáctica del Sonido son dos propuestas que uno espera rueden por todos los festivales municipales nacionales -Manizalez Grita Rock, Altavoz Medellín y Antioquia, Ibague Ciudad Rock-, que graben discos rápido -La Confederación dijo en el concierto que se encontraban en esas- y que salgan al extranjero, pues definitivamente son dos propuestas que muestran que Colombia no sólo tiene a Aterciopelados para festivales como Coachella.

Anuncios