Etiquetas

, ,

5 y 7 de abril de 2013, Bogotá

En la versión de 2013 del Festival Estereo Picnic que se realiza en la ciudad de Bogotá, el único día de interés para Femme FM fue el domingo 7 de abril, pues el viernes 5 no se presentó ninguna banda con personal femenino, lo que ya indicaba un festival que no se iba a caracterizar por la presencia de actos con chicas/mujeres.

Carla Morrison

Carla Morrison

El domingo 7, el primer acto de nuestro interés fue la solista mexicana Carla Morrison. En una presentación en las horas de la tarde cuando aún no había mucho público, y el presente aún no estaba con el mayor animo, Morrison entregó un directo sincero que hacía un recorrido por sus EPs y larga duración. En este, Carla Morrison mostró que tiene una gran voz que es capaz de entregar en vivo lo que presenta en estudio. Además, su carisma, al igual que el buen sonido del festival -a pesar de una pequeña falla en un tema en el que el sonido se perdió del todo-, hicieron del concierto de esta cantante un muy buen espectáculo que muestra que es una artista de la talla de los gandes nombres de México.

Posteriormente, estuvo en el Escenario Estéreo -el escenario pequeño y con techo donde se presentaron actos más tirados a la rumba de baile-, Ondatrópica, una banda colombiana de música trópical -chucuchucu como se le dice en Medellín-, que hace parte de las bandas nacionales del llamado neotrópico que están borrando la frontera en este país -lo digo por la gente que los promueve y los lugares donde se están presentando- entre la música trópical y el rock y la electrónica, y que muestran que la diversidad musical le apuesta más a esto que al otro lado del espectro donde se encuentran los géneros del metal extremo, el industrial, el noise y la música de vanguardia.

Ya he dicho en varias entradas que la música tropical no hace parte del rango musical del que se ocupa Femme FM, por lo que lo dejo por fuera de esta reseña, y paso al siguiente acto con personal femenino, Crystal Castles. Me gustó que Crystal Castles haya sido la banda de cierre en el Escenario Estéreo, pues por el poco porcentaje de bandas con chicas/mujeres, es bueno que una de ellas fuera de las grandes atracciones.

Crystal Castles

Crystal Castles

Después de la descarga de Major Lazer para los amantes de rumbas electrónicas que se salen de la música de este tipo que se suele poner en las discotecas nacionales, Crystal Castles fue capaz de mantener el nivel y tal vez para algunas personas, incluso de subirlo. La puesta en escena, caracterizada por poca luz en la que se veían más siluetas que la nitidez de la banda, acompañada de mucho humo y de una imagen quieta a colores de la foto que constituye la portada de su tercer álbum, era sombría y minimalista, algo que propiciaba el clima para la música de Crystal Castles.

Con una muy breve introducción, salió Alice con un buzo con capucha que acentuaba la oscuridad de la propuesta de Crystal Castles y posteriormente empezó a cantar con los efectos típicos que conocemos en estudio, que con la puesta en escena diluyen su presencia como voz, para hacer parte de la composición sonora, sin que la figura de Alice como frontwoman de la banda pierda la fuerza que tiene.

Alice Glass (foto: Luis Gómez)

Alice Glass (foto: Luis Gómez)

Con un recorrido por la música de sus tres álbumes donde se tocaron temas favoritos como Crimewave, Not in Love, Celestica y Plague, la energía punk de Alice, su pinta que incluía una camiseta del Scum de Napalm Death, una buena cantidad de Jack Daniels y algunos cigarrillos, Crystal Castles fue el punto máximo del festival con una propuesta agresiva pero rumbera, oscura pero energética, que al igual que Ondatrópica borra límites entre géneros, esta vez entre la electrónica y el punk, demostrando que esta es una de las mejores bandas en la actualidad en vivo y de las que ofrecen electrónica para roqueros como en el pasado lo hicieron algunos actos de Big Beat británicos. Sólo por ver a Crystal Castles valía la pena ir al Festival Estéro Picnic el domingo, pero junto con la adición de Carla Morrison hicieron de este festival algo interesante desde una perspectiva de género. Ojalá, la próxima vez hayan muchos más actos con personal femenino y de la misma altura.

Anuncios