Etiquetas

, , ,

Miércoles 24 de abril de 2013, 10 pm, UN Radio Medellín 100.4 FM

El metal gótico es un subgénero del metal que se encuentra en la tierra del amor y odio. Por un lado, ha sido uno de los estilos más prolíficos y exitosos de este universo musical en los últimos dos decenios y por otro uno de los más repudiados. La crítica puede ser motivo de su éxito, que lo pone como un metal para no metaleros, pero eso es una argumento bastante cuestionable en un mundo en el que las fidelidades exclusivas han perdido mucho terreno especialmente en el metal en que los críticos de los subgéneros más “casposos” no tienen ningun problema en escuchar adorarar bandas de lo más comercial que se pueda concebir como Kiss o aceptar fenómenos mucho más exitosos como el grunge, las nuevas fusiones o el heavy glam. Esto puede hacer pensar que la crítica puede emerger más por un sexismo latente que rechaza propuestas no por malas o por razones que no son ningun problema en otros casos, sino porque se trata de un género de “chicas”, no sólo por la amplia presencia femenina, sino por el público y su estética -tanto visual como lírica-.

No obstante, es cierto que esa estética femenina, entendido este adjetivo como aquellos rasgos hegemónicos impuestos a la mujer, hace que la gran mayoría de estas bandas le canten al amor y a esas tragedias de la adolescencia urbana privilegiada, temas que eran ajenos al metal y más cercano a los estilos del rock comercial -grunge, emo- o el simple pop, y esto es algo que cohibe el potencial de este género en ser no un género femenino sino un espacio de reivindicación de la mujer. Además, también es cierto que el metal gótico, a pesar de tener varias líneas propositivas a su interior, es un género lleno de lugares comunes en el que vale la pena buscar bandas que seguir todo el género.

En esta entrega, intentado superar un poco los lugares comunes, presentaremos algunas bandas que si bien se mueven entre lo más comercial, consideramos son actos que musicalmente -no liricamente- tienen una buena propuesta que ha creado caminos en vez de seguirlos. También tendremos algunos ejemplos de las tendencias más claras dentro del metal gótico, que si bien no se salen del molde, ilustran a la audiencia que no conoce mucho de esta música sobre lo manera en que se ha ido consolidando.

Within Temptation

Within Temptation (foto recuperada de santuariodelrock.com)

Within Temptation (foto recuperada de santuariodelrock.com)

Within Temptation es probablemente una de las bandas más reconocidas del metal gótico al igual que de las más odiadas. Provenientes de Holanda, uno de los países más representativos del metal gótico, esta banda arrancó en su primer album, Enter, con un sonido clásico dentro de este género, una música lugubre muy cercana al death doom con un estilo vocal tipo la bella y la bestia, con la voz femenina de Sharon den Adel en un lado más angélical que operático. Pero para su tercer larga duración, The Silent Force, Within Temptation ya tenía un estilo que limitaba con el rock gótico de bandas altamente comerciales como Evanescence, lo que para muchas personas significaba que se habían caspeado. Algo complicado en un mundo donde parece que este verbo ya no tiene mucho sentido.

Traemos a Within Temptation porque sus cambios a través de su carrera discográfica la han hecho una agrupación que fue capaz de escapar de los lugares comunes en los que ha caído el metal gótico, al mismo tiempo que la ha convertido en una banda única con una propuesta bien manufacturada que puede tener el pero para algunas de ser muy pop. Yo diría que es pop en el sentido de que es bastante pegajosa, con temas relativamente cortos y que no pretende salirse de la estructura de estrofa coro. Sin embargo, esto no es necesariamente un problema, pues mucho del rock, incluso el metal, no se sale de este modelo.

Tal vez sea que se han suavizado, tal vez un sexismo oculto, pero el metal gótico nunca ha sido un género ajeno a la composición comercial, y Within Temptation sólo ha sido una de las bandas que ha logrado dominar este arte, aunque ello haya significado un alejamiento del lado más extremo de este género musical

Trail of Tears

Helena Iren Michaelsen, voz original de Trail of Tears, posteriormente de Angel e Imperia (foto recuperada de fanpop.com)

Helena Iren Michaelsen, voz original de Trail of Tears, posteriormente de Angel e Imperia (foto recuperada de fanpop.com)

Una fecha de origen conveniente para el metal gótico sería 1991, cuando la banda de death doom británica Paradise Lost publicó su segundo álbum bajo el título Gothic. En este trabajo había un death lento con su típica voz de monstruo comegalletas y guitarras con acordes tristes que estaban a veces acompañadas por instrumentos de cuerda clásicos y por la voz femenina de corte operático de Sarah Marrion, presentando por primera vez -aunque en su álbum debut, Paradise Lost tenía el mismo sonido y empleó la voz de Kay Field en ‘Breedin Fear’, no usó  instrumentos de cuerda clásicos o teclados- el sonido que vendría a llamarse metal gótico, al mismo tiempo que le daba un nombre.

Un metal lento con una combinación entre voz death metal masculina y voz femenina operática que se denomina comunmente ‘la bella y la bestia’, instrumentos de cuerda clásicos o simulación de estos mediante teclados que le dan un aire de música clásica que acerca más esta música a la era romántica europea del siglo XIX, y acordes y sonidos en la guitarra que suenan tristes es la primera encarnación del metal gótico. Esta la podemos ver en Trail of Tears, una banda noruega de finales del siglo pasado que continua hasta la actualidad.

En sus primeros trabajos, Trail of Tears contaba con Ronny Thorsen y Helena Iren Michaelsen en las voces, pero Helena abandonó la banda, la cual publicó material sin voz femenina para luego incorporar a Cathirne Paulsen. Con Helena, Trail of Tears sacó algunos de los álbumes clásicos de esta línea de metal gótico que se regaría por todo el mundo y que daría pie a la generación de innumerables bandas que ahora no solo están dentro del metal gótico, sino también el sinfónico.

Trail of Tears, un ejemplo típico del metal gótico más death y con voces ‘la bella y la bestia” de escandinavia, una de las regiones más relevantes dentro de este género, que aún sigue publicando material y que dió a conocer a Helena quien estuvo en la banda de la que surgiría Epica y que posteriormente haría parte de Imperia.

Lacuna Coil

Lacuna Coil (foto recuperada de everything-live.com)

Lacuna Coil (foto recuperada de everything-live.com)

Esta banda italiana que cuenta con Cristina Scabbia y Andrea Ferro en la voz ha sido una de las más exitosas dentro de la movida del metal gótico. En una reseña en la Encyclopaedia Metallum fue catalogada como una banda que siempre ha estado en la frontera entre el metal y el hard rock alternativo, pero Lacuna Coil sí es una banda de metal que ha ayudado a redefinir el metal gótico, agregándole diversidad a este género que si bien tiene diversas lineas como la de la bella y la bestia con una fuerte carga death doom, la progresiva o la de raíces folk o medievales, suele caer en lugares comunes, presentandose como un estilo limitado.

Por supuesto Lacuna Coil por ser la línea menos fuerte del metal gótico puede tener visos más rockeros, algo que se ve en la influencia que ha tenido en bandas de hard rock alternativo como The Letter Black, pero esto no le quita los elementos en la voz, teclados, guitarras y tempo que la permiten catalogar como una banda de metal gótico. Este alejamiento a los lados más extremos funciona a su favor pues, como ya dije, la pone como banda pionera que ha creado una línea propia dentro del universo del metal gótico que no la hará la favorita de los que prefieren un metal más fuerte pero si la presenta como una banda original y no una simple bandwagon jumper como parecen ser buena parte de las bandas dentro de este género.

Upon Wings

Anne Autumn Erickson de Upon Wings (foto recuperada de revolvermag.com)

Anne Autumn Erickson de Upon Wings (foto recuperada de revolvermag.com)

La voz operática femenina ha sido uno de los rasgos más distintivos y llamativos del metal gótico. Por eso, no es extraño que dentro de este género se exija una muy buena voz femenina y que él haya sido una de las esferas del rock que mejores voces femeninas ha albergado. Una banda que cuenta sólo con voz femenina con formación clásica es Upon Wings, un grupo reciente norteamericano que sacó su EP debut en 2013, bajo el título Afterlife.

Upon Wings es un proyecto de la vocalista Anne Autumn Erickson y el productor Glenn Brown que tiene una fuerte influencia de hard rock que recuerda la crítica que mencioné sobre Lacuna Coil y que nos muestra que el gótico termina transformandose en adjetivo que no se limita al metal pero que se asocia en el lado pesado del rock -estamos hablando de otra trayectoria estética a la del rock gótico de ascendencia post punk- a voces operáticas, teclados e instrumentos de cuerda clásicos. Una banda nueva que está buscando su sonido propio y que recomendamos a quienes estén interesados en el aspecto menos extremo del metal gótico y en voces femeninas con formación clásica. Si continua con la factura presentada en Afterlife, Upon Wings será de las bandas más interesantes dentro de este universo en este nuevo decenio del siglo XXI.

Escuche esta entrega sobre metal gótico el miércoles 24 de abril a las 10 pm por UN Radio Medellín, o en cualquier momento y lugar a través de UN Radio.

Anuncios