Etiquetas

, , , , , ,

Lunes 30 de septiembre, 11 pm, con repetición sábado 5 de octubre, 8 pm, por UN Radio Medellín, 100.4 FM

La pornografía ha sido un asunto tradicionalmente discutido dentro del feminismo, por lo menos el anglosajón. En los años setenta, la discusión se centró en la condena de esta práctica que en la modernidad, se ha centrado en la imagen. No obstante, a partir de finales del siglo XX empezaron a surgir voces dentro del feminismo anglosajón que reivindicaban la pornografía, tornando el asunto más alrededor de la forma en que se hace y no de la reprobación total de la práctica. Asimismo, si bien la pornografía norteamericana profundizó su tendencia misognia y pro-violación entre las productoras y actrices más reconocidas, también salieron propuestas alternativas con una consciencia de género como es el trabajo de la directora española Erica Lust, los premios de porno feministas, y la productora estadounidense Girlfriend Films.

Dentro de esta nueva posición han salido diferentes textos, siendo uno de los más recientes The Feminist Pornbook del sello editorial feminista The Feminist Press. En este texto de 2013 se encuentran perspectivas desde la industria pornográfica, la academia, el activismo, lo que niega el argumento simplista de comienzos del debate cuando se veía tanto la pornografía como la prostitución como prácticas en las que las mujeres no tenían ninguna agencia. Por esto es una lectura interesante para quienes estén interesadas en este tema.

Feminist Porn Book, un libro que aborda el tema de la pornografía desde el feminismo

The Feminist Porn Book, un libro que aborda el tema de la pornografía desde el feminismo

La relación entre pornografía y música tampoco es nueva. Por un lado está la imagen más conocida y sexista de la rockstar -particularmente de glam y heavy metal norteamericana- que se rodea de actrices porno pero éstas juegan el rol de adorno o lago así como prolongación de las groupies, en las que el cuestionamiento del patriarcado dentro de las relaciones sexuales y/o amorosas no se ve profundamente cuestionado, pero, por otro lado, también podemos encontrar chicas de la industria que también han explorado el mundo musical. En este segundo grupo se encuentran desde aquellas que han abandonado la industria, aunque no necesariamente desde una posición de condena o arrepentimiento -e.g., Sasha Grey, Caroline Andersen-, hasta aquellas que aún siguen en ella desde posiciones que parecen claramente afirmativas -e.g., Nikki Montero,

Traci Lords

Traci Lords (foto recuperada de blakemag.com)

Traci Lords (foto recuperada de blakemag.com)

Traci Lords fue una de las actrices porno más reconocidas en la década de 1980. Su popularidad aumentó considerablemente dentro de ciertos círculos en la segunda mitad de esa década cuando se descubrió que sus películas habían sido grabado cuando aún era menor de edad. Este escándalo llevó a que sus películas fueran retiradas del mercado norteamericano quedando supuestamente solo una en circulación, la cual grabó Lords cuando ya tenía 18 años.

Lords cuando alcanzó la mayoría de edad decidió retirarse de la industria pornográfica y meterse a clases de actuación con el fin de hacer una carrera en el mundo cinematográfico no pornográfico. Posteriormente, a comienzos de los años ’90, Traci Lords también incursionó en el mundo musical. Según discogs y wikipedia, la primera grabación de esta persona fue Little Baby Nothing, un tema del primer larga duración de la banda galesa de rock Manic Street Preachers en 1992, en la que ella canta junto al vocalista de la banda. Sin embargo, Lords no seguiría una carrera dentro del rock sino dentro de la música electrónica.

Bajo este género publicó en 1995, lo que ha sido su único larga duración, 1000 Fires, el cual se mueve dentro del techno y recibió cierta atención gracias a que Control, el tema con el que abre sería incluido en la banda sonora de la película Mortal Combat en una versión mezclada por Juno Reactor. Este trabajo se enmarca dentro del género del techno, con un sonido fuerte y visos trance y actos propios de la época y como el mismo Juno Reactor. Además, sus canciones son sólidas y variadas, con una voz que si bien no es melódica y virtuosa encaja con el sonido de este trabajo, que aunque conserva en varios temas la paranoia de Control se mueva más dentro de temas no tan energéticos aunque algunos de muy buena factura como Fallen Angel, Distant Land y I Want You. A pesar de esto y de la publicidad que recibió Lords gracias a Mortal Kombat, 1000 Fires cayó rapidamente en el olvido, y la carrera musical de Lords dasapareció del radar.

Lords retornaría como DJ y productora de electrónica en el siglo XXI. En 2004 publicó el sencillo Sunshine, en 2011 Last Drag y en 2012 volvió con otro sencillo, He’s My Bitch, esta vez al lado de The House Rejects. Sunshine seguió un poco la línea de teclados techno de 1000 Fires pero con una batería breakbeat y esporádicas guitarras rockeras que en el coro suena a tema de electrorrocka à la Republica; Last Drag conserva la estructura rockera aunque sin las guitarras de Sunshine, dandole una continuidad al sonido de Traci Lords, aunque sin los teclados y aires trance que hoy día harían sonar a este tema un poco desactualizado. Este sonido un poco rockero y singalong se aprecia en un tema reciente que Lords aún no ha lanzado, Stupidville. He’s My Bitch se mantiene mucho más dentro de un techno más concencional que la podría acercar a aquellas amantes de la electrónica que suele sonar en muchas de las discotecas de Medellín.

aTelecine

Sasha Grey con aTelecine (foto recuperada de bildunsgr0man.com)

Sasha Grey con aTelecine (foto recuperada de bildunsgr0man.com)

Sasha Grey es una actriz pornográfica al igual que Traci Lords ya retirada, pero que estuvo en esta industria en su etapa virtual. Ampliamente reconocida por muchas seguidoras del porno hardcore gringo, Grey se retiró hace algunos años sin ningun arrepentimiento pero sintiendo que ya era hora de mirar hacia otros horizontes. Esto la llevó, al igual que a Traci Lords a probar dentro de la industria audiovisual comercial, la cual le dió inicialmente un espacio en televisión. Grey también publicó una novela que fue publicada por Grijalbo en español como La Sociedad Juliette en 2013. No he leído este libro, sé que es una novela erótica y que ha sufrido ciertas críticas, pero les dejo esta reseña positiva a cargo de Josep Oliver.

En términos musicales, Sasha Grey empieza a trabajar con unos amigos en un proyecto de música industrial y a publicar temas en myspace sin señalar que ella hace parte de la banda. Aquellas maquetas reciben buena recepción y es ahí cuando Grey se hace pública como miembro de este proyecto que tiene como nombre aTelecine. Desde esto aTelecine a publicado 3 trabajos de demos, versiones y mezclas llamados A Cassette Tape Culture y tres álbumes desde 2010. En estos trabajos se puede apreciar una banda que sigue con la tradición más dura e interesante del industrial donde se ven reflejadas algunas de las influencias de Grey como Einstürzende Neubauten. Sinceramente, una banda sorprendente que demuestra la versatilidad y gran talento de Sasha Grey.

Caroline and the Treats

Caroline Andersen, voz de Caroline and the Threats (foto: Teresa García)

Caroline Andersen, voz de Caroline and the Treats (foto: Teresa García Madruga)

Fuera de Estados Unidos, Italia y España, Escandinavia fue un referente para el imaginario porno nacional, no tanto por películas o actrices/actores que se conocieran de allá, sino por revistas como Sueca que hacían a los adolescentes de los ochenta y noventa -no sé si por igual a las adolescentes- que Suecia y tal vez sus países vecinos eran una potencia en esta industria subterránea. De esta región, concretamente de Noreuga, nos llega Caroline and the Treats, una banda de power pop. Caroline Andersen, la vocalista de la banda, es otra retirada de la industria pornográfica que si bien no tiene un amplio reconocimiento como sus contrapartes norteamericanas, tuvo una buena audiencia cuando se dedicaba a la pornografía.

En 2010, Caroline con la banda Caroline and the Treats publica su primer larga duración, Bad All Over, donde recurre a las referencias sexuales acompañada de un sonido power pop con influencias de rock de garaje y punk. Esta banda podría considerarse el componente punk de este programa, siendo un disco rockandrollero, sólido, pegajoso, que si bien no es nada del otro mundo, sí es entretenido y lo suficientemente bueno como para que se deba seguir teniendo en cuenta esta banda. Esta línea sonora continuaría en el segundo larga duración de esta agrupación noruega que salió en 2012 bajo el título Saturday Night, Rock & Roll.

Edonis

Edonis con Ely en la voz y Nikki en la guitarra (foto cortesía de la banda)

Edonis con Ely en la voz y Nikki en la guitarra (foto cortesía de la banda)

Pasando ahora a las actrices aún activas, nos encontramos con Nikki Montero, la única pornstar latinoamericana en este programa. Montero ha tenido sus propias páginas, participado con diversos sitios y dándole un rostro distinto a la producción pornográfica en latinoamericana. Fuera de su actividad en esta industria, Nikki Montero ha tenido por más de 15 años una agrupación de rock, Edonis, en la que es la guitarrista y la cual debutó en 2003 con álbum simplemente homónimo. Este disco se podría mejor describir simplemente como rock, pues no se deja encasillar fácilmente dentro de un género específico de este universo aunque no se sale de él con exploraciones de músicas tradicionales u otros estilos como suele ser común  en Latinoamérica. El primer larga duración de Edonis tiene temas de simplemente rock que pueden recordar al rock ochentero (Juntos al Cielo, Esperando por Ti), noventero (Mi Primera Vez), temas que podrían catalogarse como power pop (Thanx Honey), otros más cercanos al punk (Esa Rubia Tentación, Mi Dulce Nena) y hasta un cover de Poison (Talk Dirty to Me).

Con una carrera musical algo accidentada Edonis se encuentra trabajando en su segundo larga duración que Nikki dice saldrá a comienzos del 2014, y el cual será una sorpresa pues el sonido será bastante diferente. Esperamos tenerlo aquí en Femme FM, pues tras escuchar varias bandas chilenas me pregunto porque la amplia afición por la música argentina en este país no ha dado para apreciar la muy buena música que existe en Chile.

Escuche este primer especial sobre porno y música el lunes 30 de septiembre a las 11 pm por UN Radio Medellín, 100.4 fm, con repetición el sábado 5 de octubre a las 8 pm. También puede escuchar el programa en línea, en los horarios mencionados a través de UN Radio.

Anuncios